conexiones con la luz conexión con la luz terapias alternativas
   
   
   
   
   
   
   
   

El Diálogo Interior



¿Cuántos pensamientos viven en nuestra mente? ¿Cuántos diálogos internos podemos tener dentro de nuestro pensamiento?


En nuestra vida cotidiana, si pusiéramos completa atención, nos daremos cuenta de cuanto tiempo utilizamos creando diálogos internos en nuestra mente. Somos capaces de crear toda una vida dentro de nuestra mente.


Durante todo el día nos la pasamos creando historias ficticias, historias de amor, de terror, de comedia, de todo tipo de género.


¿Serías capaz de quedarte en silencio mental durante unas horas? ¿Serías capaz de darte cuenta de lo que tienes alrededor de ti y hasta ver los detalles? ¿Durante el día te has dado cuenta cuando respiras?


Durante el día realizamos nuestras actividades de forma mecánica, algunas veces nos dicen que hagamos determinadas cosas de forma distinta, pero estamos tan mecanizados que hacemos las cosas de la misma forma y decimos: ?se me olvidó?. ¿Esto por qué sucede? Porque nuestra mente está ocupada en otras cosas importantes para él, está ocupada en crear sus historias mentales.


Durante todo el día nuestra mente se encuentra ocupada creando sus fantásticas historias, cambiando de distintas formas el pasado de cómo pudo haber sido, incluyendo hasta los diálogos, o creando distintas posibilidades del futuro, de qué podremos decir y hasta cómo nos podremos defender de ciertas situaciones que podrían suceder.


Vivir de esta forma puede ser desgastante, porque este tipo de comportamientos nos traen consecuencias negativas. Debido a que no ponemos atención a nuestra realidad podemos caer en las siguientes situaciones:


  • Dejamos nuestros objetos de valor en algún lugar y no recordaremos donde quedaron, por lo que tardaremos horas para encontrarlo, o inclusive nunca más lo encontraremos.

  • Nos pedirán realizar algunas cosas de una determinada manera, pero las realizaremos como lo hemos hecho siempre, porque al realizar las actividades olvidaremos detalles importantes por falta de atención a lo que hacemos.

  • No nos concentraremos de forma adecuada para realizar nuestras tareas de la escuela, del trabajo o algunas actividades personales, por lo que perderemos mucho tiempo para realizarlas, o simplemente no podremos hacerlas. Decimos que nos falta concentración.


Cuando nuestra mente está creando las historias ficticias, hace que nosotros vivamos fuera de nuestra realidad, realizamos las actividades diarias, pero con el pensamiento en otro momento de la vida: en el pasado, o en el futuro. Vivimos fuera de la realidad.


Nuestra mente es capaz de mantenernos fuera de la realidad por toda la vida, y desperdiciaremos nuestra vida viviendo en el pasado ó en el futuro. Viviremos agobiados, cansados mentalmente, distraídos, preocupados por lo que crea nuestra mente?


Cuando nuestra mente está creando las historias ficticias, y los diálogos, todo nuestro cuerpo vive lo que la mente crea. Todo nuestro ser se mete a lo que está creando la mente, vivimos los sentimientos provocados por las historias ficticias mentales y nos convertimos en seres que no viven en la realidad, sino en seres de otra época desperdiciando nuestro presente, nuestra realidad, y toda nuestra vida. Al crear las historias mentales, revivimos los sentimientos, estresamos nuestro cuerpo, encogemos nuestro corazón, entristecemos nuestra alma y limitamos nuestra vida en sentimientos de temor, preocupación, rencor e inseguridad. Perdemos nuestra Libertad.


Si queremos regresarnos a la realidad y vivir en el ahora, tal como mucho escritores sugieren, esto puede ser complejo, lastimoso, y posiblemente hasta imposible. Podemos luchar con nuestra mente unos minutos, unas horas, unos días? pero llegará el momento nuevamente que regresaremos a los diálogos e historias ficticias mentales.


Muy probablemente no podremos ni estar cinco minutos en silencio interior.


Con mucho esfuerzo podemos vivir en silencio por unas horas, dejar de hablar y solo escuchar nuestro alrededor, lograremos el silencio personal, pero el silencio interior será difícil lograrlo. Siempre existirá el ruido mental.


¿Cómo lograr el Silencio Interior?


Hay varias técnicas, de acuerdo a la religión de cada quien, pero la técnica más común es la meditación continua.

Independientemente de la meditación, también es importante estar conscientes de nuestra realidad e identificar en qué momento atraemos nuevos diálogos en nuestro interior. Cada vez que regresan los diálogos, es importante identificar de qué tratan, y porqué están llegando.


Generalmente, los diálogos llegan por las siguientes razones:

  • Cuando nos mantenemos en el pasado, cuando estamos repitiendo constantemente lo que sucedió y constantemente lo cambiamos mentalmente, es porque tenemos miedo a quedar mal con las personas, porque quisimos quedar bien y no lo logramos, porque nos hicieron algún comentario que no nos agradó y constantemente lo queremos cambiar diciendo lo que debimos haber hecho en ese momento. Todo se resume en: ?esperamos quedar bien con las personas?, ?no estamos aceptando ese momento y constantemente buscamos cambiarlo?.

  • Cuando nos mantenemos en el futuro, cuando estamos repitiendo constantemente cómo haremos las cosas, qué diremos cuando nos pregunten ciertas cosas, hasta podremos repetir qué nos dirán y cómo reaccionaremos. Estamos pensando en quedar bien, o tenemos temor de quedar mal. Todo esto se resume en ?falta de confianza en uno mismo y falta de confianza en la vida?.


Cuando vivimos con la mente en el pasado o el futuro, también nuestra mente busca la manera de que nuestros sentimientos vivan ese momento que está creando nuestra mente, por lo que primero estresaremos nuestro cuerpo, bloquearemos nuestra libertad y viviremos al son de nuestros pensamientos, creando estrés, miedos, melancolía, inseguridad, insatisfacción, enojos?


Hoy, te invito que reflexiones esto. Que le pongas atención a tus pensamientos y estés consiente hacia donde se dirigen, y tú mismo te darás cuenta si te estás quedando atrapado en el pasado, o te estás quedando atrapado en el futuro.



Cuando nos quedamos atrapados en el pasado.


Si te das cuenta que te estás quedando atrapado en el pasado, analiza porqué estás repitiendo ciertas acciones con tu mente. ¿Por qué quieres cambiar el pasado? ¿Qué te faltó decir o hacer por lo que repites constantemente ciertos diálogos?


Por más que te regreses mentalmente al pasado para cambiarlo, esto no será posible. El pasado fue solo el momento, el cual nos está sirviendo para pasar determinadas historias para de ahí recoger los momentos necesarios para madurar.


Del pasado es de donde recogemos experiencias y maduramos. Nadie puede sentirse maduro sólo por ver a otros atravesar por ciertos momentos. Si nos vimos mal, si actuamos de forma inesperada, si no nos gustó lo que hizo alguien y no hablamos en su momento? El pasado ya quedó atrás, no se puede modificar, sólo recordar tal como sucedió y cerrar esa página para continuar con la siguiente.


Si sientes que te estás quedando en el pasado, recuerda cómo sucedieron las cosas, tal como sucedieron sin cambiar algo, después crea una frase parecida a la siguiente:


Esto ya pasó, ahora mi momento es éste, el cuál es el único momento que me permite sentirme vivo, por lo que lo aprovecharé.


Posiblemente, tendrás que repetir esto constantemente, posiblemente todo el día, y durante varios días.


Cuando nos quedamos atrapados en el futuro.


Principalmente nos quedamos atrapados en el futuro, porque estamos repitiendo constantemente cómo llegaremos a ese momento del futuro, qué diremos, cómo lo diremos, qué contestaremos? todo se resume en ?falta de confianza en la vida, y en si mismo?.


Cuando estés repitiendo tu futuro, piensa esto:


Acepto mi futuro tal como viene, me preparo intelectualmente y planeo, pero dejo que los diálogos relacionados se desvanezcan para vivir mi presente, pues es el único momento que me permite sentirme vivo, por lo que lo aprovecharé.


Recuerda, nuestra vida está compuesto de tres tiempo: Pasado, Presente y Futuro.


El pasado ya no está, el futuro aun no llega, lo único que tengo ahora es el presente, por lo que lo disfrutaré, le pondré atención y confiaré en mi futuro.



Escrito por: Rafael Zárate Méndez



La Libertad Interior (www.lalibertadinterior.com)




Sanación interior



SANACIÓN INTERIOR. El despertar de la Sabiduría.




Google




- Conexiones con la luz: contacto, sugerencias, inquietudes a conexiones@conexionesconlaluz.com -