conexiones con la luz conexión con la luz terapias alternativas
   
   
   
   
   
   
   
   


Método Feldenkrais

El Método Feldenkrais permite adquirir una organización personal para actuar con el mínimo esfuerzo y la máxima eficiencia.

Su pedagogía utiliza el movimiento corporal para abordar la totalidad de la persona como un ser sensorial, emocional e intelectual en relación con su medio ambiente. Propone moverse con el menor esfuerzo y observando las relaciones que se establecen entre las distintas partes del cuerpo. Al dirigir la atención hacia lo que sucede mientras se mueve, la persona aprende sobre sí misma a través de la experiencia; desarrolla su "autoconciencia".

Fue desarrollado por el Dr. Moshe Feldenkrais (1904-1984), físico y primer cinturón negro de Judo de Occidente, quien a través de su experiencia y de la aplicación de sus conocimientos científicos exploró las relaciones existentes entre la manera de moverse, de sentir, de pensar y de actuar de los seres humanos.

Al practicarlo se aprende a reconocer como uno se mueve habitualmente, a detectar donde hay tensiones, resistencias y esfuerzos y a explorar nuevas opciones para tener así la posibilidad de elegir la manera más adecuada para realizar la misma acción. Al proponer movimientos sin esfuerzo la exploración se hace como un juego y la elección de la opción más adecuada no se realiza intelectualmente sino que es la resultante de un proceso natural que a veces no es posible ni siquiera explicar.

Esta manera de aprender puede utilizarse para mejorar la calidad de la tarea de profesionales del arte, la salud, la educación, la ciencia, el deporte o simplemente, para realizar lo que uno hace cotidianamente de una manera más fácil y placentera.

El Método usa dos modalidades : la Autoconciencia a través del Movimiento®(ATM) y la Integración Funcional®(IF).

En las clases de ATM el profesor conduce verbalmente a los alumnos a través de secuencias de movimiento basadas en la evolución del desarrollo motriz humano, hacia un mejor conocimiento de su forma personal de moverse y de la relación que existe entre ella y su manera de sentir y pensar, para poder encontrar diferentes opciones para actuar.

En las sesiones de IF, el profesor mueve al alumno con sus manos, estableciendo con él un diálogo no verbal que le permite acompañarlo en la exploración de sus necesidades y en la búsqueda de nuevas formas para la acción.


LA ASOCIACION FELDENKRAIS ® ARGENTINA



www.feldenkrais.org.ar

Movimiento


En esto de vivir , pocas veces reparamos que toda la vida es movimiento , vibración, cambio.

Desde que nacemos hasta que termina nuestra existencia, hay continuo movimiento. Incluso en nuestra quietud, en el descanso, en el sueño , el movimiento no cesa.


Nos movemos de muchísimas maneras:

Hay movimientos grandes, movimientos casi imperceptibles, hacia afuera , hacia adentro, desde afuera, desde adentro.

Movimientos voluntarios, movimientos reflejos, movimientos que ni registramos o ni los pensamos como movimientos:

nuestra respiración, un llanto en un momento triste o conmovedor, nuestra digestión en todo su proceso, un latido más fuerte cuando algo nos emociona, el resolver un cálculo complejo, el pensar, el recordar , el utilizar la fuerza y la dirección justa para tomar una lapicera y escribir lo que queremos decir, el leer, o levantar el tenedor para comer aquel bocado que nos va a nutrir, el relajarnos para llegar a un estado de meditación profunda, el dormir, el bailar, el amar, el cantar.


Y aunque hay similitudes en estas acciones, cada persona las hace de manera diferente, única y especial.

Cada uno se mueve de acuerdo a su propia estructura, a su herencia biológica, cultural, al contexto, a la circunstancia.


Nuestras emociones, pensamientos, sentimientos y acciones conviven y se interrelacionan de manera que no existen los unos sin los otros.


Todo es movimiento y ,por ello, desde nuestra postura, respiración, tono muscular, comodidad o incomodidad visceral, sensaciones al movernos será el cómo experimentamos nuestra vida.

La manera de moverse de una persona no es algo inamovible.

Nuestro sistema nervioso puede reaprender y reconfigurar nuestros patrones independientemente de la edad, del estado de salud de la persona.


La vida también es permanente aprendizaje.

Podemos, desde el movimiento, tomar conciencia de nuestro repertorio de patrones y, desde allí, reorganizarnos a nosotros mismos en todos los aspectos.


Eso es lo que hace el Método Feldenkrais, un sistema revolucionario de educación desde el movimiento, que tiene en cuenta ese cuerpo viviente, la persona toda, dentro de su ambiente, su conciencia corporal y su capacidad de aprendizaje, para que llegue a accionar de manera eficiente, integrada, con mayor placer, expresión y menos desgaste y dolor.


El Método Feldenkrais integra en su abordaje la experiencia y el conocimiento de la física del cuerpo humano en relación a la gravedad, la biomecánica, las bases neurológicas del aprendizaje y modernos enfoques del comportamiento, la percepción y el desarrollo humanos.


En definitiva, lo que se busca a través de este trabajo de autoconciencia a través del movimiento es llegar a ser quien cada uno es y poder ir conociendo y desplegando posibilidades y recursos propios.


Si la vida es movimiento, podemos utilizar el movimiento para cambiar o mejorar nuestra manera de vivir.



Escrito por Rosa Schabelman


rschabelman@gmail.com



http://movimientoparalasalud.blogspot.com/




Google




- Conexiones con la luz: contacto, sugerencias, inquietudes a conexiones@conexionesconlaluz.com -