conexiones con la luz conexión con la luz terapias alternativas
   
   
   
   
   
   
   
   

Estar en el presente

Todo el tiempo llevamos con nosotros nuestros temas no resueltos. En este contexto "no-resuelto" significa "no-aceptado". La mayoría de los acontecimientos que atravesamos en nuestra vida nos suceden. ¿Qué quiero decir con ésto? que no tenemos plena conciencia sobre nuestro devenir, hasta que, en un momento, nos damos cuenta que las historias son las mismas con distintos personajes. Talvez varíen los escenarios, los colores, ¿pero las historias? Éstas son recurrentes... una y otra vez, hasta que RESOLVEMOS, nos hacemos cargo, somos responsables y actuamos. Recién allí, cambiamos de tema. Ya no vuelve a desequilibrarnos lo mismo, y si sucede, resolvemos con soltura.


Muchas veces pasa que hay acontecimientos externos que nos muestran aspectos internos a reconocer:



  • Si mi jefe me produce molestias, siempre me critica, me desautoriza, me lastima, es muy probable que haya en mí un tema de no-merecimiento. Yo misma no reconozco mi valor.

  • Si cada vez que doy un paso adelante con mi economía, doy dos para atrás, ¿no estaré programada en la escasez?

  • Si todos los que me rodean hacen gala de un grado de soberbia notable, ¿no será que yo me centro en mi cabeza en lugar de abrir mi corazón?

Podría seguir por horas enumerando las posibilidades existentes, pero la idea es que cada uno encuentre su propia traba, su bloque interno-externo, lo reconozca, lo acepte, lo tome con toda la fuerza oculta que guarda. Tal vez en algún momento nos haya servido como herramienta, como defensa. Pero hoy sabemos que cuando me defiendo del afuera, me aíslo de mi esencia, pierdo fuerza, pierdo poder.



Ejercicio

Durante los próximos días te tomas tiempo para fijarte qué te muestra tu entorno. Qué sientes cuando esto te pasa en el hoy. Y luego te serenas y te remontas a la primera vez que lo sentiste. Tal vez fue en el colegio, o en casa? Envuelve con amor la situación, rodéala con una burbuja de Luz. Pídele a lo Superior en ti que te permita reconocer y aceptar esta situación sin aferrarte, sin enojarte, es lo que pudiste en ese momento... Suéltalo, que vuele por el éter hasta desaparecer... Deja que tu corazón se serene, siente la energía reparadora sanando todo tu cuerpo, deja que la energía fluya...

Tal vez la próxima vez que te encuentres en una situación similar, ya no sea igual, ya puedas mantenerte en el presente y actuar!!!






Escrito por Lidia M. Domes



Blog: Ahora te veo




Google




- Conexiones con la luz: contacto, sugerencias, inquietudes a conexiones@conexionesconlaluz.com -