conexiones con la luz conexión con la luz terapias alternativas
   
   
   
   
   
   
   
   

Ver sin el prisma de las creencias


Cuando contemplamos a alguien o a algo lo solemos hacer a través de las creencias, muchas de las cuales nuestra parte consciente ni siquiera reconoce. Estas ?habitaciones? de nuestra mente actúan en conjunto como un prisma que recibe la luz y la descompone en colores. De esta forma, cuando alguien se dirige a nosotros su mensaje se trocea y se distribuye por toda nuestra casa mental, a una velocidad tan increíble que el fenómeno nos pasa desapercibido.


El ?arco iris? es una creación de la persona y de la cultura en la que ésta se encuentre sumergida. Así, los colores con los que los demás nos perciben pueden ser muy variopintos. También cuando nos miramos a nosotros mismos empleamos este prisma, y dependiendo de la tonalidad del espectro en la que nos fijemos, así nos juzgaremos. En ambos casos nos hemos separado de la luz blanca, nuestra esencia.


El prisma de nuestras creencias


¿Qué pasaría si apartásemos por un momento este prisma y dejásemos libre a nuestra mirada? Tal vez la luz pura, desnuda, nos deslumbrase, mirar a una persona sería como dirigir nuestros ojos directamente al Sol...


¿Podríamos usar unas gafas que disminuyesen su intensidad sin perder su pureza? De esta manera, sería posible recibir a la otra persona fuera de nuestras ideas preconcebidas, en el jardín de nuestra casa mental, a cielo abierto, disfrutando de la naturaleza que todos los seres vivos compartimos. ¿Qué te parece la propuesta, amigo lector?


En el ?jardín? la comunicación se impregna de la magia del entorno y se aleja del cerrajón de las habitaciones interiores. Las palabras fluyen sin juicios, los silencios quedan embellecidos por el ambiente. El aire es más puro y siempre podemos descansar nuestra mirada hundiéndola en el cielo. El habla se torna riqueza, el corazón disfruta...


¿Qué te parece si fuésemos arreglando nuestros jardines... si comenzásemos a soñar en estos encuentros mágicos? ¡Tenemos tanto que vivir a cielo abierto!


Pero...¿cómo aprender a retirar primero el prisma de nuestra mirada? Hay múltiples caminos...


Seguir leyendo...



Escrito por Carlos González



Blog: LA DANZA DE LA VIDA




Google




- Conexiones con la luz: contacto, sugerencias, inquietudes a conexiones@conexionesconlaluz.com -